Las Bienaventuranzas. Jesús enseña a orar a su pueblo.