Congregaciones Religiosas, al servicio de los Demás. Actividades de Septiembre.

 

     Tal y como os hemos anunciado a través de email,  y antes de comenzar con el Curso Cofradiero 2011-2012, La Junta de Gobierno,  junto con La Bolsa de Caridad, ha decidido dedicar este mes, al trabajo de tres Congregaciones Religiosas del Puerto.

 

 

Las Cuatro Congregaciones que visitaremos serán:

 

  • Monjas del Espíritu Santo.
  • Hermanitas de los Pobres.
  • Monjas de Las Concepcionistas.
  • Monjas del Conveto de Las Capuchinas.

 

 

Cada cual con su labor son fundamentales e imprescindible en Nuestras Vidas.

 

Y todas trabajan por y para nosotros.

 

 

 

Cristo del Amor, en La Capilla del Conveto de Las Capuchinas.

   Las actividades a realizar, consistirán en la participación con las distintas congregaciones en la Eucaristía, mantener un acercamiento para saber de primera mano las necesidades de cada congregación y haremos entrega de 300 € de donativo, a cada congregación de Religiosas.

 

Visita y Galería Fotográfica. Convento del Espíritu Santo. Domingo 11 de Septiembre

   

     En la recepción mantenida después de la celebración de la Eucaristía, Las Hermanas nos estuvieron poniendo al día de la gran labor que se realiza, y siempre abanderando la idea de compartir y de dar al pobre, incluso aquello necesario para la propia subsistencia. Y contando siempre con que Dios proveerá.

 

    En la actualidad, además del colegio y la fabricación de dulces artesanos, atienden a muchísimas personas que llaman a sus puertas pidiendo alimentos.

 

    Y de otra parte cuidan de todos nosotros con sus Oraciones constante, Oraciones que necesitamos y agradecemos.

 

Visita y Galería fotográfica al asilo de Las hermanitas de los Pobres.

 

     Como Habíamos anunciado, el domingo 18 de septiembre, miembros de la Junta de Gobierno y Hermanos de Nuestra Hermandad, acudimos al Asilo de Las Hermanitas de Los Pobres.

 

     Participamos en La Eucaristía y a la conclusión tuvimos en un encuentro con La Madre Superiora, donde pudimos ofrecerles un detalle por su labor de asistencia a nuestros mayores y se les hizo entrega de un donativo consistente en 300 €.

 

     Tal y como se recoge en el cartel de la foto, las hermanas están haciendo un gran trabajo reformando la casa para atender mejor a los mayores, y es por eso que necesitan ayuda para pagar estas reparaciones, además de necesitar ayuda de voluntarios para poder atender a los mayores.

 

Visita y Galería de Imágenes al Convento de Las Concepcionistas. 2 de Octubre de 2011

     El Domingo 2 de Octubre y continuando con el Plan enmarcado por la Junta de Gobierno y antes de que comience el Curso Cofradiero, hemos asistido y participado a la Eucaristía de Las Concepcionistas.

 

     Una vez finalizada hemos mantenido una recepción con La Madre Superiora, donde le hemos dado un donativo, por un importe de 300 €.

 

      La recepción ha sido muy interesante, La Madre nos ha explicado cual es la vida que mantinen, cuales son sus necesidades, además de apuntarnos y abrirnos puertas para conocer la historia de Nuestros Titulares, ofreciendose en buscarnos documentos o fotografías de Nuestros Titulares en sus primitivas iconografías.

    La Madre Superiora nos aclara la primitiva iconografía de Nuestros Titulares, Nuestro Señor era un Santo Domingo de Guzmán y Ntra. Sra. de La Entrega era una Santa Catalina de Siena.

        La Orden de la Inmaculada Concepción, conocidas también como Concepcionistas Franciscanas, tiene su origen en la experiencia espiritual de Santa Beatriz de Silva, noble portuguesa, de hermosa figura que, renunciando a los “buenos partidos” que la cortejaban, se retiró a un monasterio, ocultó su rostro para contemplar otro tipo de belleza, esa que solamente se puede ver con los ojos del espíritu;, cultivó el trato personal con Dios mediante la oración y la penitencia, experimentó por divina inspiración la gracia de la Inmaculada Concepción y toda su vida quedó fascinada en Ella;, engendró nuevas hijas para el Altísimo y, a su muerte, al descubrirle el velo que ocultaba su rostro, este resplandecía de luz y una estrella lucía con luz propia en su frente. Era la luz del Altísimo y la estrella de María Inmaculada.

Visita y Galería de fotos al Convento de Las Capuchinas.

     

       En esta ocasión y para finalizar el plan que nos habíamos marcado, desde la bolsa de caridad para este mes de Septiembre, hemos acudido al Convento de Las Capuchinas.

 

    Ese Convento, que en propias palabras de la hermana, tan lejos se vé desde el Puerto.

 

      Las necesidades de esta congregación de religiosas, además de mantener el edificio, nos comentan, son los problemas de salud que pasan familiares de algunas hermanas venidas desde Kenia y la petición de alimentos por familias que pasan por su convento.

 

Con motivo de la visita también se le ha dado un donativo, valorado en 300 €

 

 

Historia Congregacional

 

En el Santuario de la Virgen de Montiel (Benaguacil – Valencia – España), el 11 de mayo de 1885 fue el día marcado en el reloj de Dios para que –por la acción del Espíritu santo, y por medio de el Padre Luis Amigó- comenzará su trayectoria histórica la Congregación de Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia.

Todo empezó a surgir a raíz del apostolado que el Padre Luis ejercía con las mujeres de las Congregaciones de la Tercera Orden Franciscana Seglar establecidas en los pueblos cercanos al Convento de La Magdalena, donde él residía.

Fueron aquellas seglares comprometidas las que ayudaron de forma determinante al Padre Luis a descubrir que Dios le llamaba a ser el iniciador de una nueva familia religiosa en el seno de la Iglesia

 

Visión

 

Un carisma vivo para una Iglesia viva, en una sociedad sufriente donde las necesidades de los más pobres son, desde el principio de la fundación de la Congregación, la llamada a responder como el Buen Pastor:

 

Con amor, abnegación y sacrificio hasta dar la vida...

por quienes no pueden soñar, o se les arrebata la dignidad, el pan y la educación, el hogar y el cariño de una familia, o han perdido el horizonte de su vida y no cuentan para nadie.

 


 

     Desde La Bolsa de Caridad, queremos agradecer a todos los hermanos que han participado en una u otra visita, y agradecer como no a todos los que han aportado su ayuda económica, para poder hacer posible estos donativos.

 

     No nos quedamos parados aquí, nuestro trabajo debe seguir, por que las necesidades apremian, y desde ya empezamos a trabajar pensando en La Campaña de Navidad.