Desde este rincón que desde hoy se llena de incienso. Mensaje de Cuaresma de Nuestro Hermano Mayor.

 

     Hoy es el DIA que marca el inicio de la cuaresma.


     Cuarenta días que nos dejara en un nuevo Domingo de Ramos.

 

   Comienza la cuenta atrás. Los actos, cultos y ensayos se suceden, las tardes se hacen mas largas y el cuerpo se va  haciendo a lo que nos va llegar. Nos llega la hora de ir revisando las túnicas, ir sacando papeletas, reparar los costales y nos toca ver, oír, hablar de la Semana Santa.

 

  Levantemos los Corazones, limpiemos nuestra alma y encontrémonos. Procuremos acercarnos durante este tiempo al sacramento de la reconciliación, abiertos, con humildad al perdón de Dios.


    La Cuaresma. Tiempo de gracia y verdad, de encuentro con nosotros y salida hacia los otros, de romper cadenas y abrir el corazón a Dios, de comunión y solidaridad.


“DIOS NOS PREPARA UNA NUEVA MORADA Y UNA NUEVA TIERRA, DONDE HABITA LA JUSTICIA Y CUIDA, BIENAVENTURA ES CAPAZ DE SACIAR Y REBOZAR TODOS LOS ANHELOS DE PAZ QUE SURGEN EN EL CORAZON HUMANO” (GS 39)


     Recibid mi más cordial saludo y el de toda la Junta de Gobierno.

 

COMO VIVIR LA CUARESMA.

           

1. Arrepintiéndome de mis pecados y confesándome. 
2. Luchando por cambiar yo mismo. 
3. Haciendo sacrificios. 
4. Haciendo oración. 

 

 


1.-Arrepintiéndome de mis pecados: 

     Pensar en qué he ofendido a Dios, Nuestro Señor, si me duele haberlo ofendido, si realmente estoy arrepentido. Este es un muy buen momento del año para llevar a cabo una confesión preparada y de corazón. Revisa los mandamientos de Dios y de la Iglesia para poder hacer una buena confesión. Ayúdate de un libro para estructurar tu confesión. Busca el tiempo para llevarla a cabo. 

2. Luchando por cambiar: 

     Analiza tu conducta para conocer en qué estás fallando. Hazte propósitos para cumplir día con día y revisa en la noche si lo lograste. Recuerda no ponerte demasiados porque te va a ser muy difícil cumplirlos todos. Hay que subir las escaleras de un escalón en un escalón, no se puede subir toda de un brinco. Conoce cuál es tu defecto dominante y haz un plan para luchar contra éste. Tu plan debe ser realista, práctico y concreto para poderlo cumplir. 

3. Haciendo sacrificios: 

     La palabra sacrificio viene del latín sacrum-facere, que significa “hacer sagrado”. Entonces, hacer un sacrificio es hacer una cosa sagrada, es decir, ofrecerla a Dios por amor. Hacer sacrificio es ofrecer a Dios, porque lo amas, cosas que te cuestan trabajo. Por ejemplo, ser amable con el vecino que no te simpatiza o ayudar a otro en su trabajo. A cada uno de nosotros hay algo que nos cuesta trabajo hacer en la vida de todos los días. Si esto se lo ofrecemos a Dios por amor, estamos haciendo sacrificio. 

4. Haciendo oración: 

     Aprovecha estos días para orar, para platicar con Dios, para decirle que lo quieres y que quieres estar con Él. Te puedes ayudar de un buen libro de meditación para Cuaresma. Puedes leer en la Biblia pasajes relacionados con la Cuaresma. 

 

Comparte esta Noticia en tus redes sociales