PASCUA DE RESURRECCIÓN. ¿Por que buscáis entre los muertos al que vive?

Vigilia pascual
El sábado santo la Iglesia medita en el sufrimiento y la muerte de Jesús. Después se reúne para celebrar la vigilia pascual. La celebración de la vigilia puede tener lugar a media noche. 

La vigilia pascual tiene cuatro partes. El servicio de la luz, la Liturgia de la Palabra, la Liturgia del Bautismo y la Liturgia de la Eucaristía.

Durante el servicio de la luz, todas las luces de la iglesia de apagan y se prepara un fuego fuera de la iglesia. El fuego se bendice y se enciende el cirio pascual. El cirio se lleva a la iglesia. Este es el signo de Cristo, la Luz del mundo quien ha vencido la oscuridad del pecado y la muerte. El cirio encendido es la única luz. Después miembros de la congregación encienden velas con el fuego del cirio. La luz del cirio y de esas velas ofrecen la única iluminación durante el resto de la liturgia. Esta sección concluye cantando el Pregón Pascual, el Exsultet. 



Durante la Liturgia de la Palabra, la historia del gran amor de Dios por nosotros es proclamada en lecturas del Antiguo Testamento, del cual se leen siete textos. Es preferible que se lean los siete textos, el número de lecturas puede reducirse si las circunstancias lo requieren. Sin embargo, tres lecturas deben ser proclamadas. Lo menos que se deben proclamar son dos. Las lecturas recuerdan los grandes eventos de la salvación para disponer al pueblo a celebrar los sacramentos de iniciación cristiana con gran fe, empezando con la creación misma.

Durante la Liturgia del Bautismo los que han sido preparados para recibir el Bautismo y los padrinos son llamados al frente. El sacerdote y los ministros van a la pila bautismal, si puede ser vista por la congregación. Si no, una jarra con agua se coloca en el altar. Después que los candidatos son bautizados los presentes se ponen de pie y encienden sus velas y renuevan sus promesas bautismales como señal de que ellos comparten la nueva vida de Jesús por medio de su resurrección. Los nuevos bautizados y confirmados esperan para compartir la Eucaristía.

La vigilia pascual concluye con la celebración de la Eucaristía. Es un gozoso compartir en la comida y sacrificio de Jesucristo. Resucitado Señor y Salvador.

¿Por que buscáis entre los muertos al que vive?

Lectura del santo evangelio según san Lucas, 24, 1-12


El primer día de la semana, de madrugada, las mujeres fueron al sepulcro llevando las aromas que habían preparado. Encontraron corrida la piedra del sepulcro. Y, entrando, no encontraron el cuerpo del Señor Jesús. Mientras estaban desconcertadas por esto, se le presentaron dos hombres con vestidos refulgentes. Ellas, despavoridas, miraban al suelo, y ellos les dijeron:
- «¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí. Ha resucitado. Acordaos de lo que os dijo estando todavía en Galilea: “El Hijo del hombre tiene que ser entregado en manos de pecadores, ser crucificado y al tercer día resucitar.”»
Recordaron sus palabras, volvieron del sepulcro y anunciaron todo esto a los Once y a los demás.
María Magdalena, Juan y María, la de Santiago, y sus compañeras contaban esto a los apóstoles. Ellos lo tomaron por un delirio y no las creyeron.
Pedro se levantó y fue corriendo al sepulcro. Asomándose, vio sólo las vendas por el suelo. Y se volvió admirándose de lo sucedido.

Palabra del Señor.